Connect with us

Ente Urbano

EPIQ - BIG

Arquitectura

¿Por qué Quito es la próxima frontera de Starchitects?

En Quito, Ecuador, se están elevando edificios de cinco estrellas, diseñados por arquitectos reconocidos, modificando así la silueta urbana de la ciudad.

Quito la capital de Ecuador, tradicionalmente de baja densidad , declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1978 por su centro histórico bien conservado, se está convirtiendo rápidamente en una ciudad de grúas. Y esas grúas están construyendo torres de algunos de los mas reconocidos arquitectos del mundo – el ganador del Premio Pritzker Jean Nouvel, Bjarke Ingels, Moshe Safdie y Carlos Zapata – quienes tienen proyectos en construcción en Quito, donde la población de casi 2 millones se extiende sobre un área aproximadamente de 145 millas cuadradas.

Aunque la concentración de arquitectos reconocidos dedicados al diseño de la ciudad podría indicar lo contrario, el fenómeno es completamente nuevo. Las torres han salpicado el bullicioso centro de la ciudad – donde los estilos arquitectónicos van desde el modernismo latinoamericano hasta el brutalismo y la influencia checa de la década de 1930 hasta la prefabricación contemporánea – desde la década de 1970, pero la primera estructura diseñada por un Starchitect se levantó en 2017. Iniciada por un desarrollador local emprendedor y alimentada gracias a un código de zonificación revisado y nuevos incentivos de desarrollo orientados al tránsito, Quito se perfila como la próxima frontera de los Starchitects.

Quito
EPIQ – BIG

El cambio urbano en Quito comenzó con una reubicación. En febrero de 2013, el gobierno municipal trasladó la totalidad del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito del denso vecindario residencial y comercial que había crecido a su alrededor a un área agrícola a 12 millas de distancia.

La ubicación anterior del aeropuerto (que ahora se está transformando en un gran parque) había limitado las alturas de los edificios circundantes en cuatro pisos. Un código de zonificación revisado ahora permite torres en la ciudad de hasta 40 pisos, aunque los derechos aéreos deben adquirirse del gobierno.


Al reconocer el nuevo potencial para construir más alto y mejor, la empresa de desarrollo con sede en Quito Uribe & Schwarzkopf ha estado reclutando arquitectos de fama mundial con una actitud “¿por qué no aquí?”.

Para la compañía de 46 años de dos generaciones donde el padre Tommy Schwarzkopf y su hijo Joseph Schwarzkopf trabajan codo con codo, se hizo cada vez más obvio que a veces no se puede hacer todo.

Durante los últimos 40 años, la empresa adoptó un enfoque de diseño y construcción, con Tommy (un arquitecto capacitado) al frente del diseño de torres residenciales y comerciales modulares en toda la capital. Los edificios son eficientes, pero lejos de ser radicales, en un horizonte en crecimiento.

Cuando Joseph entró en la empresa familiar, los dos plantearon la hipótesis de que los Starchitects podrían traer más intriga a sus proyectos, un nuevo desafio de desarrollo con el cual Tommy estaba satisfecho de aceptar entregando las riendas de diseño.

Quito
Yoo Quito – Arquitectonica

Por lo tanto, la primera torre de su firma diseñada por extranjeros surgió en González Suárez, un barrio artístico, bohemio y cada vez más solvente en una pendiente. Los desarrolladores pidieron a Arquitectonica, con sede en Miami, que diseñara el residencial Yoo Quito de 22 pisos.


El diseñador francés Philippe Starck diseñó los interiores y las comodidades, que están salpicadas de sus muebles e inspiradas en las nubes que la torre parece tocar. Flotando sobre la terraza del techo hay una forma de nube de paneles de aluminio ondulados que oculta los sistemas mecánicos necesarios del edificio. En la planta baja la torre hace algo nuevo para Quito – el comercio minorista en la base involucra al público con el edificio en una ciudad donde la mayoría de las residencias privadas tienen una barrera de entrada.

IQON – BIG

Por el momento, Quito sufre de un paisaje urbano hostil para los peatones. A 9,350 pies, la ciudad se extiende sobre una meseta andina justo debajo del volcán Pichincha; sus nuevos suburbios, Cumbayá y Tumbaco, se extienden hacia el valle oriental.

La cultura del automóvil es el rey de la creciente clase media, y el transporte público puede ser ineficiente para la gran cantidad de familias de bajos ingresos, muchas de las cuales residen en comunidades de viviendas informales que se agrupan a lo largo de las empinadas colinas.

Para aquellos que viajan distancias cortas, las aceras son a menudo desiguales y poco pobladas por la noche. Muchos de los que abarrotan las calles del centro son refugiados de la vecina Venezuela que han estado buscando refugio en la capital ecuatoriana desde 2015. Recientemente, la nación adoptó políticas que trabajan contra la regularización y no ha tomado medidas en el sector de viviendas de bajos ingresos que indicarían que considera estas migraciones permanentes.

Quito
IQON – BIG

Sin embargo, el gobierno está trabajando para aumentar la densidad del centro a través de la primera línea de metro subterráneo de la ciudad, cuya primera fase se extenderá desde el norte del antiguo aeropuerto hasta los suburbios en el sur para el 2020.

Jacobo Herdoiza, ex secretario de territorio de Quito, comenta que la esperanza es que los residentes de clase alta que actualmente manejan desde los suburbios para trabajar en el centro cada mañana abandonen sus autos por el transporte público y regresen al centro de la ciudad.


Para los desarrolladores, se ha establecido un incentivo: si construye un nuevo proyecto residencial dentro de una caminata de ocho minutos desde el nuevo metro o una caminata de cinco minutos desde una estación de tránsito rápido de autobuses, la ciudad se hará cargo de la cuenta de sus derechos aéreos.

EPIQ – BIG

Estos incentivos de desarrollo orientados al tránsito convencieron a Uribe & Schwarzkopf de contratar a uno de los arquitectos más entusiasta del mundo, Bjarke Ingels de BIG, para diseñar dos torres residenciales (los primeros proyectos de la firma en América Latina) a lo largo de la próxima línea de metro.

Frente al parque La Carolina, el espacio verde más popular de la ciudad, las torres IQON de 32 pisos y EPIQ de 24 pisos están aumentando rápidamente.

IQON está destinado a ser el edificio más alto de la ciudad y tiene una fachada que, cuando se plantan árboles en cada terraza, reflejará el parque adyacente.


EPIQ adopta un enfoque más histórico para sus materiales – estará construido con concreto teñido en varios tonos de rosa para reflejar el patrimonio de terracota de Quito. Los techos verdes encima de cada revés se convierten en terrazas comunitarias para los residentes, mientras que el nivel del suelo se activa con tiendas, oficinas y un restaurante, una estrategia que se espera aliente el tráfico de peatones.

Quito
QORNER – Safdie Architects

Justo al final de la calle, la estrella israelí-canadiense Moshe Safdie de Safdie Architects, con sede en Boston, diseñó la Torre Qorner, un edificio residencial de 24 pisos con terrazas de doble altura que escalonan su fachada. Un muro del jardín sube por la cara norte y los paneles fotovoltaicos compensan parte de la producción de energía.

Y en el lado norte del parque, Carlos Zapata, con sede en Nueva York, ha diseñado Unique, una elegante torre de cristal que completará con 23 pisos de apartamentos con vistas panorámicas de la ciudad.

Los residentes también están empujando el mercado de la vivienda hacia estos hermosos diseños de edificios basados en comodidades, dice la diseñadora de interiores ecuatoriana Adriana Hoyos. “Quito es una ciudad en transición, pero los nuevos clientes buscan un estilo más contemporáneo”, comenta, y señala que los interiores con vistas de 360 grados y cocinas abiertas son las prioridades de sus clientes. “Estas nuevas torres están elevando la barra – son competitivas y complementarias al resto de la arquitectura urbana del mundo”.

Aquarela – Jean Nouvel

Aunque Uribe y Schwarzkopf no han puesto todos sus huevos en una canasta densificadora del centro (también han aprovechado a Jean Nouvel para diseñar Aquarela, un complejo de nueve edificios residenciales envueltos en vegetación en los suburbios de Cumbayá), confían en el atractivo de estos arquitectos extranjeros y sus llamativos diseños para convencer a los residentes de lujo de que se muden. Tommy Schwarzkopf lo resumió en una declaración: “Se está creando un nuevo horizonte para la ciudad y está surgiendo un nuevo tipo de ciudadano”.

Fuente: Architectural Digest

Continuar Leyendo
Avatar

Cómplice en EnteUrbano. Adicto a rayar e improvisar. Fanático de los tatuajes, piercings, animales y la naturaleza. Apasionado por el arte, el diseño, la arquitectura y la tecnología.

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Arquitectura

Arriba
Advertisment ad adsense adlogger

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar