Connect with us

EnteUrbano

EnteUrbano

transmisión
©Architect

Tecnología

Materiales y recubrimientos que reducen la transmisión superficial de bacterias y virus

Blaine Brownell revisa los hallazgos recientes sobre la transmisión de COVID-19 por contacto con la superficie y revisa las posibles intervenciones para los diseñadores.

Traducción de “Materials and Coatings That Reduce Surface Transmission of Bacteria and Viruses” publicado en Architect

En un tiempo sorprendentemente corto, la pandemia de COVID-19 ha cambiado la vida tal como la conocemos. Muchos arquitectos y diseñadores ahora trabajan de forma remota mientras se refugian en su lugar , haciendo nuestra parte para “aplanar la curva” y reducir las presiones sobre los servicios de atención médica. Mientras tanto, los investigadores están estudiando COVID-19 a un ritmo vertiginoso, y algunos científicos han demostrado que el virus se transfiere no solo entre dos personas, sino también entre las superficies expuestas y los individuos. Este hallazgo ha creado una fobia superficial general, caracterizada por el miedo a las manijas de las puertas, los pasamanos y otros objetos de alto contacto.

Sin embargo, no todos los materiales ofrecen un hogar duradero para los virus, y los arquitectos pueden poner en práctica este conocimiento, especialmente al diseñar espacios para ocupantes más vulnerables.

En un estudio publicado a principios de este mes en The New England Journal of Medicine, la viróloga de los Institutos Nacionales de Salud de EE . UU. Neeltje van Doremalen y sus coautores encontraron que el SARS-CoV-2 (el virus responsable de la enfermedad COVID-19) sobrevive durante dos a tres días en superficies como plástico y acero inoxidable, un hecho preocupante para los trabajadores de la salud en instalaciones que cuentan en gran parte con estos materiales. Los investigadores evaluaron las tasas de descomposición del aerosol de virus rociado sobre estas superficies, así como sobre el cobre y el cartón. Informaron que el virus puede permanecer activo en cartón hasta por 24 horas, mientras que muere más rápido en cobre, con una duración de alrededor de cuatro horas.

De hecho, los investigadores han promovido el uso de cobre para frenar la propagación de otras enfermedades respiratorias agudas, como el SARS y el MERS en los últimos años. El cobre y sus aleaciones, como el bronce o el latón, son intrínsecamente antimicrobianos y alteran las funciones clave de las células una vez que los metales están expuestos a bacterias o virus. Los estudios han demostrado que E. coli sobrevive menos de 90 minutos en una superficie de cobre a temperatura ambiente. Por el contrario, las bacterias no muestran signos de viabilidad reducida después de 270 minutos sobre acero inoxidable. El mismo estudio del New England Journal of Medicine indica una respuesta similar, aunque durante más tiempo, en el nuevo coronavirus. El SARS-CoV-2 no solo se vuelve inactivo en cuatro horas en el cobre, sino que El SARS-CoV-1 , el “coronavirus humano más estrechamente relacionado”, también se vuelve inviable en ocho horas.


La relativa falta de hospitalidad de Cardboard a los virus también es intrigante. “Especulamos que debido al material poroso, [el virus] se deseca rápidamente y podría estar adherido a las fibras”, dijo Vincent Munster, virólogo de Rocky Mountain Laboratories y coautor del estudio de los NIH, en una entrevista a la BBC . “[Estamos] actualmente realizando experimentos de seguimiento para investigar el efecto de la temperatura y la humedad con más detalle”. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Corroboran este hallazgo e informan que “es probable que exista un riesgo muy bajo de propagación de productos o envases que se envían durante un período de días o semanas a temperatura ambiente”. Aunque el cartón no es un material típico utilizado en arquitectura (a menos que seas Shigeru Ban, Hon. FAIA), otros materiales igualmente porosos y fibrosos pueden exhibir un desempeño similar con respecto a la supervivencia del virus. Sin embargo, se requiere más investigación para determinar las tasas específicas de muerte viral en diferentes materiales.

Aunque no se incluyen en el estudio de los NIH, los recubrimientos antimicrobianos se utilizan comúnmente para eliminar virus en superficies de materiales como pomos de puertas, encimeras y superficies de paredes. Una industria de rápido crecimiento, ahora valorada en el rango de los mil millones de dólares, se ha formado silenciosa y rápidamente alrededor de tales recubrimientos. Si bien algunos fabricantes de pinturas han agregado agentes que matan microbios a los recubrimientos de pintura e imprimación, otros fabricantes han creado recubrimientos que aprovechan otras capacidades químicas. Por ejemplo, los organosilanos son nano revestimientos a base de silicio que forman una superficie altamente abrasiva para virus y bacterias, que los desgarra de manera efectiva. Mientras tanto, el compuesto químico amonio cuaternario, que se usa típicamente en desinfectantes, causa fugas de células y eventualmente la muerte de microbios. Otras estrategias incluyen recubrimientos fotocatalíticos y superhidrófobos, que exhiben funcionalidad de autolimpieza.

Si bien estas sustancias tienen potencial, persiste la preocupación por una mayor prevalencia de productos químicos en el entorno construido. Por ejemplo, cuando los CDC encontraron “no hay evidencia que sugiera que los productos ofrecen una protección mejorada contra la propagación de bacterias y gérmenes, y que la limpieza y el lavado de manos adecuados son las mejores formas de prevenir infecciones”, proveedor de atención médica con sede en Oakland, California Kaiser Permanente emitió una prohibición sobre 15 productos químicos antimicrobianos utilizados en aplicaciones de interior. No está claro si el enfoque mecánico, visto en avances prometedores como las superficies antimicrobianas nanoestructuradas bioinspiradas desarrolladaspor parte de la Universidad de Bristol y Bengaluru, con sede en el Reino Unido, investigadores del Instituto Indio de Ciencias con sede en India, como alternativa a los antibióticos químicos. Mientras tanto, los arquitectos pueden apoyar más investigaciones sobre materiales que inhiben naturalmente los microbios y recordar a sus clientes que la limpieza y el lavado de manos adecuados siguen siendo las mejores prácticas para mantener entornos libres de microbios.


Curso Online – Modelado 3D con Blender de cero hasta Avanzado. En este curso aprenderás desde cero todas las herramientas necesarias para que puedas modelar objetos en 3 Dimensiones utilizando como herramienta única y principal Blender 3D. Ver Curso

Continuar Leyendo
Advertisement
Avatar

Apasionado por el arte, el diseño y la arquitectura. Amante de los animales y la naturaleza. Fanático de los tatuajes y los piercings. Fundador de Ente Urbano.

1 Comment

1 Comment

    Deja un comentario

    Más en Tecnología

    Suscribete


    Arquitectura Residencial

    Casa San Francisco / PMT Arquitectura

    Por 13 febrero, 2021

    Diseño Urbano

    Escalinatas y el Tiempo / RAMA Estudio

    Por 28 enero, 2021

    Arquitectura Cultural

    Taller-Invernadero / Al Borde

    Por 27 enero, 2021

    Arquitectura Residencial

    SMT La Casa de La Moto / COCCO Arquitectos

    Por 24 enero, 2021

    Hotelería y Entretenimiento

    Republica Rosa / nicolas & nicolas

    Por 23 enero, 2021
    Arriba