Síguenos en

Una noche en el Festival de Cine Panalandia

Panalandia
Panalandia / facebook

Opinión

Una noche en el Festival de Cine Panalandia

Ante las inclemencias del Uber y no saber dónde quedaba la Fundación Omar Torrijos (lo más triste es que hay una valla publicitaria que grita “Gracias Omar”), llegue al Festival de Cine pobre Panalandia. Un poco entusiasta para lo que conlleva y lo que encierra, Panalandia se desarrollaba esa noche y será hasta el sábado 11 de Febrero.

Haciendo un poco de historia, Panalandia quiere mostrar que todos los sectores de la sociedad pueden hacer cine, está el cliché que solo los niveles “altos” de la sociedad panameña pueden realizar este tipo de actividades porque te dan cierto estatus (totalmente erróneo). También quiere promover una sinergia entre los cineastas entusiastas que empiezan un largo camino que es la cinematografía, los actores y el público en general, creando otros puntos de vista para criticar las obras. 

Aparte con la publicidad que se ha dado en los medios y en las redes, empuja a una nueva clase de público y que nazca el amor o por lo menos la apreciación por el cine local. 

Participan todos los que tengan proyectos audiovisuales y entre un jurado se seleccionan todas las propuestas para exponerlas durante los 5 días de exposición gratuita. Aparte de ello, se realiza una serie de talleres y charlas para cada especialidad cinematográfica. 

Aparte de la publicidad que se ha dado en los medios y en las redes, empuja a una nueva clase de público y que nazca el amor o por lo menos la apreciación por el cine local.

Este festival, quizás está inspirado en los festivales de cine de bajo presupuesto que se realizan en diferentes países de Latinoamérica conservando la esencia del mismo aquí en nuestro país. Quizás el ejemplo más claro sea el Festival de Cine de Pobre en cuba.

Después de esta breve introducción, al grano.

Disfrute enormemente “La Cucarachita Mandi” adaptación del mítico Rogelio Sinán, y como fan de todas las obras de Sinán, ya iba con la expectativa que me iba a gustar, y lo logró.

Una película animada con un buen soundtrack panameño de la productora Animal, demostrando una vez más que el cine animado también lo pueden disfrutar los adultos y quizás comprender aún mejor y sentirse identificados con la historia de la cucaracha Mandi.

Otra proyecto que me captó mucho la atención fue “Yo Soy”, clip de Libertad Rojo y Hanaley Mosley que trata del libro tibetano de la vida y de la muerte. Como fan del libro, me atrevo a decir que ha sido un buen manifiesto del libro en el cortometraje.

Disfrute enormemente “La Cucarachita Mandi” adaptación del mítico Rogelio Sinán, y como fan de todas las obras de Sinán, ya iba con la expectativa que me iba a gustar, y lo logró.

“La Hija del Pastor” fue otro proyecto basado en el mismo libro. Quizás la representación escénica no fue la más acertada, pero fue un proceso de ensayo y error.

Entre los cortos Internacionales que más captaron mi atención, fue “Xhun” documental/clip de Guatemala que trata como los jóvenes indígenas dejan el colegio para llevar el sustento laboral, dejando la niñez y la ilusión de la juventud para llevar el sustento diario por medio de algunos trabajos. Al final, esta población indígena joven acaba frustrada y terminan suicidándose no encontrando una salida ante la problemática.

La muestra cinematográfica fue muy concurrida y aparte de presentarse diversos cortos en diferentes temas, también hubo una venta de comida sana y de obras de artistas visuales, todo como parte de la iniciativa de mostrar que se puede hacer cine de diverso tipo en suelo panameño.

Practico la arquitectura, amante del arte (en todas sus manifestaciones) y del urbanismo. Tomo fotos como hobby y practico la fusión en la gastronomía.

Comentar

Dejar un comentario

Más en Opinión

Síguenos en:

Subir