Connect with us

Ente Urbano

Arquitectura

Cómo construir edificios sostenibles, saludables y rentables en 10 simples pasos

Conceptos básicos para diseñar edificios de oficinas sostenibles y rentables que generen beneficios tanto para el planeta como para sus inquilinos.

Publicado en Archdaily como How to Build Sustainable, Healthy, and Profitable Office Buildings in 10 Simple Steps

Una de nuestras responsabilidades como arquitectos es comprender cómo implementar estrategias que consideren a las personas, que habitan los espacios, en nuestros diseños, nuestro consumo de recursos naturales y garantizar que estos proyectos sean rentables. Todo esto se puede lograr a través de tres objetivos principales: reducir nuestra huella de carbono, crear lugares de trabajo saludables y el diseño de edificios eficientes y rentables.

Reduciendo nuestra huella de carbono

Las preguntas claves son ¿qué decisiones conceptuales tienen el mayor impacto en nuestro proyecto? y ¿cómo podemos lograr un proyecto sostenible sin costosos complementos más adelante?

Dado que los edificios son responsables de la mitad del consumo mundial de energía y contribuyen con casi el 40% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, nuestra prioridad debe ser reducir las emisiones de CO2. La buena noticia es que una parte importante de la huella de carbono de nuestro proyecto puede reducirse en las fases conceptuales del diseño mediante la implementación de soluciones arquitectónicas simples pero inteligentes.

Crear lugares de trabajo saludables.

Nuestra salud está muy influenciada por el entorno circundante construido , donde pasamos alrededor del 90% de nuestra vida. Nuestro entorno físico y social tiene un mayor impacto en nuestro bienestar que, por ejemplo, la genética, el estilo de vida o incluso el sistema de atención médica. Centrarse en cómo creamos entornos más saludables en los edificios es beneficioso porque los lugares de trabajo orientados a las personas motivan a sus empleados a dar lo mejor de sí mismos y aumenta el potencial de reclutamiento.

Diseñar edificios eficientes y rentables.

Optimizar las ganancias es igualmente importante. Se pueden obtener mayores ganancias al reducir los costos operativos y de construcción o al aumentar los ingresos del desarrollador creando un valor más alto.

1. Reduciendo la cantidad de materiales estructurales.

Se utiliza una gran cantidad de materiales de construcción para construir el núcleo y la estructura del edificio en sí. Muchas veces, estos materiales, como el acero y el hormigón, tienen una gran huella ambiental. Para resolver de manera inmediata las formas de reducir la cantidad de estos materiales utilizados, existen diferentes técnicas de construcción que se pueden explorar. Por ejemplo, optar por losas en voladizo en lugar de tener columnas en el perímetro, da como resultado placas de piso más delgadas, ahorra vigas de borde y aumenta el tramo general con el mismo número de columnas. Esta solución puede ahorrar hasta un 15% de material estructural y también acelera la construcción gracias a su geometría más simple. La incorporación de un perímetro sin columnas también ofrece muchas oportunidades de diseño para formar la geometría de la envolvente del edificio.

2. Reduciendo la altura de los pisos

La altura de la losa del piso determina en última instancia la altura total de un edificio y la cantidad de material requerida para el revestimiento exterior, la estructura y los tabiques interiores. Los interiores con techos expuestos se adaptan fácilmente a las necesidades del inquilino y, en la mayoría de los casos, es posible agregar mayor espacio libre en las estaciones de trabajo sin aumentar la altura estructural. Los sistemas MEP visibles dan la sensación de amplitud y un aspecto industrial y contemporáneo. Eliminar el cieloraso significa un ahorro inmediato de material en el interior y racionalizar la altura del piso puede reducir la superficie de la fachada exterior en un 6-7%. Este enfoque también ayuda a reducir el desperdicio y los recursos en el futuro cuando cambie el equipamiento interior.

3. Aumentando la flexibilidad para reducir el uso de material en el futuro

Una de las formas más productivas de reducir el material y el carbono incorporado es diseñar un edificio que pueda adaptarse fácilmente a diferentes circunstancias y futuros escenarios de inquilinos. Al prepararse para divisiones de piso flexibles con núcleos estratégicamente ubicados, espacios de apoyo de tamaño adecuado y áreas de inquilinos accesibles de forma independiente, los propietarios de edificios ahorrarán costos significativos y tiempo de construcción cuando llegue el momento de entregar estos espacios.

4. Reduciendo la energía operativa con una envolvente sostenible.

Para un edificio sostenible de alto rendimiento, es fundamental comprender cómo desarrollar un diseño que reduzca el consumo de energía de un edificio. Uno de los primeros pasos en las fases previas al diseño es explorar la orientación solar del sitio y desarrollar una forma de construcción basada en los resultados de este estudio. También es importante explorar la materialidad de un edificio y comprender la cantidad de acristalamiento que se incorporará para tener en cuenta la transferencia de calor y la ganancia solar.



5. Diseñando estacionamiento que puedan adaptarse para un uso alternativo

Compartir lugares de estacionamiento, proporcionar almacenamiento de bicicletas y scooters, y crear lugares privilegiados para compartir autos son excelentes estrategias que benefician tanto el diseño de un edificio como el medio ambiente. Actualmente se pone tanto énfasis en explorar la realidad del uso de automóviles sin conductor, lo que significa que, en general, las ciudades necesitarán menos espacio para estacionarse. A medida que esta idea crezca, será importante que las nuevas construcciones de estacionamientos consideren los diseños de estas estructuras y cómo algún día podrían equiparse con sistemas mecánicos y eléctricos y transformarse en un nuevo programa.

6. Reduciendo las áreas que no sirven para las operaciones principales.

Es fundamental minimizar las áreas de servicio para ahorrar dinero y evitar un impacto ambiental innecesario. La reducción de las cargas de energía mediante el modelado de caja simple en la fase de diseño inicial puede simplificar los sistemas MEP y reducir el área dedicada a ellos. La optimización de los compartimentos contra incendios y las rutas de salida también es una buena estrategia que puede reducir el número de personas que evacúan en una dirección determinada y reducir las dimensiones de los pasillos y las escaleras de emergencia. Las zonas de servicio normalmente no son parte del área alquilable; por lo tanto, esta acción también afectará la eficiencia y las ganancias del desarrollador.

7. Diferenciando las escaleras

Las escaleras de incendios no suelen estar muy diseñadas y a menudo se encuentran en las esquinas de un edificio para maximizar los requisitos del código. Debemos diferenciar las circulaciones verticales diseñando escaleras simples y pequeñas únicamente para emergencias, y creando escaleras atractivas y espaciosas para el uso diario para mejorar la actividad física de las personas. En ambos casos, es conveniente moverlas a la fachada para maximizar la luz natural y la ventilación.

8. Adaptando estrategias de diseño para asegurar que los empleados se muevan

Una de las estrategias de diseño más efectivas en un lugar de trabajo es obligar a los usuarios del edificio a moverse durante su actividad laboral habitual, a veces sin que ellos se den cuenta. Al ubicar las escaleras internas en un lugar altamente visible y mejorarlas con elementos de la experiencia del usuario, como obras de arte, efectos de iluminación y vegetación, es más probable que los empleados las usen para moverse de piso a piso. Otra estrategia es agregar salas de copia centralizadas, puntos de recolección de basura y fuentes para beber que estimulen a los trabajadores a ponerse de pie para moverse por la oficina.

9. Incrementando las áreas comunes y diferenciarlas de las zonas de trabajo.

Los espacios comunes bien diseñados son elementos importantes de los edificios de oficinas modernos. Estas áreas ayudan a los empleados a relajarse durante el día, fomentan las interacciones sociales, aumentan el bienestar general y fomentan la eficiencia. Estas áreas deben eliminarse de los espacios típicos del lugar de trabajo y recibir algún tipo de diferenciación de diseño que indique que se trata de zonas de socialización.

10. Diseñar e implementar elementos biofílicos.

©TIBA Studio

Es imperativo traer el exterior al agregar grandes ventanas que aporten luz natural y brinden vistas de calidad. Los edificios con placas de piso profundas a menudo separan a los empleados de la luz natural, lo que puede alterar su ritmo circadiano y causar otros efectos secundarios negativos para la salud. Diseñar una variedad de elementos que incorporen vegetación también es clave para crear un lugar de trabajo saludable, ya que los espacios como las terrazas verdes suelen ser centros de actividad social y repetición.

Continuar Leyendo
Advertisement Desarrolla tus habilidades de liderazgo, tu influencia y tu poder con los mejores cursos de liderazgo a partir de $11,99.
Avatar

Apasionado por el arte, el diseño y la arquitectura. Amante de los animales y la naturaleza. Fanático de los tatuajes y los piercings. Diseñador en Thinking ID. Fundador de Ente Urbano.

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Arquitectura

Arriba
Advertisment ad adsense adlogger