nido del quilico
La obra se inserta en la topografía del lugar definiendo un espacio de reunión, de espera y contemplación vinculando suelo y cielo en un solo punto a partir de una pequeña puerta que define el acceso transparentándose hacia el generoso entorno en el cual se emplaza la obra.